Finaliza el primer taller de Capacitación en derechos penitenciarios en la cárcel de Puente Alto

Finaliza el primer taller de Capacitación en derechos penitenciarios en la cárcel de Puente Alto

El jueves 11 de junio tuvo lugar la ceremonia de cierre del primer taller de Capacitación en derechos penitenciarios que se realizó entre el 6 de abril y el 28 de mayo en la cárcel de Puente Alto. La iniciativa estuvo a cargo de varios miembros de Leasur, quienes luego de capacitarse con destacados profesionales, realizaron seis clases en el penal con el objeto de entregarles a los internos una visión integral sobre la normativa vigente en el área penitenciaria.

Las sesiones abordaron los temas de rebaja de condena; permisos de salida y libertad condicional; traslados y derecho a visitas; sanciones disciplinarias, tortura y otros tratos inhumanos o degradantes; estatuto laboral de los privados libertad (DS 943), y tutela judicial y mecanismos administrativos de impugnación.

Luego de terminado el ciclo, los veinte internos que participaron del taller asistieron a una ceremonia donde, además de recibir sus diplomas, pudieron evaluar la experiencia. Ahí, señalaron que las clases les permitieron conocer sus derechos y contar con herramientas para reaccionar frente a los abusos, además de estar al tanto de los beneficios a los que pueden acceder y activar los mecanismos necesarios para obtenerlos. Asimismo, destacaron que, aunque las exposiciones abordaron temas complejos, fueron impartidas con un lenguaje sencillo y recurriendo a ejemplos, lo que les permitió familiarizarse con los aspectos más técnicos que era necesario integrar. Finalmente, los participantes relataron que hicieron circular los trípticos que se les entregaron al final de cada sesión entre los demás internos del penal para que también ellos pudieran conocer lo que habían aprendido.

Los talleres de Capacitación en derechos penitenciarios de Leasur son una experiencia única en su tipo, pues buscan transmitir la reflexión académica que se genera en torno al fenómeno de la cárcel a los principales involucrados, salvando la distancia que existe entre lo que comúnmente se entiende por rehabilitación —a la que suelen responder los talleres que se hacen en las prisiones— y el enfoque estructural que considera los criterios de persecución penal y ejecución penitenciaria de nuestro país como instrumentos funcionales a la segregación de los sectores de la población que ya han sido marginados.

Por todo esto, esperamos poder repetir la experiencia no solo en la cárcel de Puente Alto, sino también en otros penales del país, porque solo entendiendo qué significa, las personas que se encuentran privadas de libertad podrán recuperar el estatus de sujetos de derecho y ciudadanos que el sistema penitenciario, sin duda, les está negando.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *